¡Exhibición mes de diciembre:Colección de Pesebres!

Por: Julio Fuentes

Por estos días, en donde el comercio y la publicidad nos ha invadido de ofertas para comprar, y pedir préstamos de dinero para ser gastado en la compra de regalos o algún bien material que no necesitamos realmente, se desata la locura del consumo y de finalmente dar paso a una equivocada celebración de Navidad, pues muchos llevados por la muchedumbre silenciosa del consumismo, no saben o han olvidado el verdadero sentido de la celebración de Navidad.

La  palabra Navidad  deriva de la palabra latina: Nativitas, que significa nacimiento,  también llamada coloquialmente pascua, es una de las festividades más importantes del cristianismo, junto con la Pascua de Resurrección  y  Pentecostés, y no es más que la celebración del nacimiento de Jesús, el cual por un convencionalismos se ha establecido en la fecha del 25 de diciembre, pues no se tiene certeza absoluta de su fecha exacta. Por lo tanto, el cuento del arbolito con sus adornos y del anciano vestido de rojo que trae regalos para todos es otra historia, la cual convenientemente se ha ido promoviendo y colocando en primer plano en pro de nuestra sociedad de consumo que vendería hasta nuestra alma o que en algún momento nos cobrará hasta por el aire que respiramos.

Una tradición que conmemora el nacimiento de Jesús y que se ha olvidado tanto como el verdadero sentido de la celebración de Navidad, es el Belenismo; una palabra totalmente desconocida y extraña, y que no es otra cosa que la construcción de belenes, también llamados nacimientos,  pesebres  o  portales. Estas representaciones plásticas y artísticas del nacimiento de Jesucristo son cada vez más olvidadas a un plano totalmente secundario, pues el arbolito con sus luces y adornos son el protagonista principal en nuestro apresurado tiempo que vivimos.

Para la celebración de una Navidad con sentido o más bien con su verdadero sentido, es que en nuestros espacios hemos dado cabida a la exhibición de una bella colección de pesebres, los cuales, provenientes de distintas partes del mundo y construidos en una diversidad de materiales, nos traen el mensaje de la sencillez y de un hecho del cual todo hemos sido parte; “el nacer”.

Tengan todos ustedes una bella celebración de Navidad, con más cercanía con los suyos y que disfruten de nuestros espacios que con esmero se han engalanado para ustedes y les invitan a la reflexión

¡Feliz Navidad!